Inicio > Qué es la AI> ¿Cómo funciona?
 


¿Cómo funciona la AI?

Descripción Profundizar Profundizar más

Una vez comprendido el problema y analizado su alcance, es preciso determinar cuáles serán los factores en que se descompone aquél para poder evaluarlos, cualitativa y cuantitativamente, y se fijarán medidas de referencia satisfactorias. En función de esto se elegirán las herramientas metodológicas más convenientes: evaluación heurística, análisis de comparables, test de usabilidad con usuarios reales, etc.

La idea es reducir el tiempo de realización de tareas y la tasa de errores por parte del usuario. Una mayor eficiencia y efectividad de un sistema utilizable provoca un aumento directo en la satisfacción del usuario. Del mismo modo, un producto fácil de instalar y de usar, presenta menos fallas, y requiere menos mantenimiento interno. De esta manera el producto es fácil de aprender y de recordar.

Mucha gente se ha adaptado a la tecnología durante tanto tiempo que no se dan cuenta de que la tecnología puede ser desarrollada para adaptarse a ellos. Demostraciones de problemas de usabilidad encontrados por usuarios, o casos de estudio con ejemplos de buenos y malos diseños, pueden alertar a los gestores.

» ¿A quién le conviene usar la AI?
» ¿Por qué usarla?
» ¿Cómo funciona?
 
   
Inicio Mapa Imprimir Contáctenos