Inicio > Documentación> Artículos>
 


Cuatro mitos sobre la Intranet

En un artículo de la consultora británica en comunicación corporativa Melcrum, Susan Wiener y Patterson Shafer, de Cognitive Communication, realizan un interesante estudio en el que intentan derribar visiones erróneas sobre la utilidad de una Intranet. Apuntan sus dardos a la frecuente creencia de que una herramienta de este tipo revolucionará las comunicaciones internas de una compañía. Pero como toda herramienta de gestión, la Intranet es reflejo de la cultura organizacional a la que pertenece; no se puede pretender que por sí sola solucione problemas enquistados en las capas más profundas de las relaciones al interior de una empresa.

He aquí cuatro de los mitos más reiterados:

Una Intranet es un producto
Falso, dicen Wiener y Shafer, una Intranet es un proceso, interactivo, en permanente evolución, sin fin. El hardware y software que le dan soporte no son lo que hacen que una Intranet funcione bien; variables más importantes para su buen desempeño son la noción de una construcción sólida de políticas y guías que mantengan el proceso en movimiento y permanentemente integrando contenido y retroalimentación

La infraestructura es la clave
Es cierto, una misión crucial cumple la infraestructura de una Intranet, pero el verdadero reto no es el soporte, sino superar la estructura mental y cultura organizacional que se resisten a percibir el verdadero potencial que la red ofrece a una empresa.


“Crea la Intranet y ellos vendrán”

Si no está relacionada con el trabajo de los empleados y no les constituye un elemento generador de valor, ellos simplemente no ingresarán a la Intranet; y si lo hacen, probablemente será una vez y no volverán. Es necesario generar modelos ergonómicos, productivos y de fácil uso; de este modo, a medida que le reconocen valor, los usuarios se acostumbran a utilizar la red y los retornos de la inversión en este sentido pueden ser impresionantes.


Las intranets son intrínsecamente colaborativas

Este mito está en el corazón de muchas presunciones erradas acerca de una Intranet. Debido a que una herramienta de este tipo requiere un compromiso importante, refleja la cultura imperante de una organización. Si no existe una cultura colaborativa, la Intranet pueda hacer poco para crearla. Las empresas interesadas en convertirse en colaborativas frecuentemente utilizan una Intranet como una herramienta más de la transformación, dentro de una política completa de colaboración e interés en compartir información de utilidad. En esos casos sí se constituye en una herramienta potente de cambio.

Ver artículo completo: "How intranets change the way we work" (inglés)

» Artículos
» Links de interés
 
   
Inicio Mapa Imprimir Contáctenos